martes, 18 de abril de 2017

TRATADO DEL LAZARILLO

A continuacón voy a dejar un tratado inventado por mí acerca del Lazarillo de Tormes.

TRATADO DEL LAZARILLO DE  TORMES

Ese día que estaba yo mendigando por las calles de Sevilla, mientras algunas personas me daban alguna que otra limosna, ví como una persona alta y seria se acercó a mi diciéndome

-¿Necesitas ayuda?

Yo le dije

-Si

En ese momento yo estaba preocupado porque me iba a ir con una persona que me resultaba estricta.Me levanté del suelo y me pregunto qué era de mi vida, yo ñe conté todonlo ocurrido con los demás amos que tuve, etc.En esos momentos yo tenía bastante intriga y le pregunté:

-Hacia dónde vamos?

Y él me dijo:

-Yo soy un noble, voy a la iglesia que está en el centro de Sevilla a hacer unas tareas y luego vamos para mi casa que se encuentra en lo alto de la ciudad, en un pueblo.
De camino a la iglesia, mi amo estaba muy serio, hablábamos poco y la conversación que teníamos era porque yo la iniciaba.Una vez llegamos a la iglesia, él me dijo que esperara fuera unos minutos, esperé hasta que salió y me dijo:

-Pues ahora, vamos a mi casa

El cakino a su casa fue exactamente igual,,poca conversación.Una vez llegamos a la casa me dijo mi amo

-¿Ves este cuarto?

Le respondí

-Sí

Y me dijo que en ese cuarto comería yo, y el comía en el salón.La casa me pareció extraña y me quedé alucinado cuando me dijo que tenía que comer aparte.Durante la primera semana, él siempre me traía un vaso de caldo con poco más para picar(pan y demás).Cuando él entraba en el cuarto para dejarme la comida y echaba es pestillo de la puerta al salir, yo ponía el oído y escuchaba como él salia de la casa.

La segunda semana, empezó a traerme me os comida y yo cada vez tenía mas hambre.Un día cuando salió de mi cuarto no echó el pestillo de la puerta, esta se quedó encajada, y yo con la intriga de conocer la casa y coger algo más de comida salí del cuarto.Estuve investigando la casa, que era bastante grande, este hombre se nota que era muy sevillano, 'pues lo tenía todo lleno de cuadros cofrades'.Mientras yo estaba suelto por la casa, cogí algo de comida y escuche la cerradura, fue entonces cuando entre directamente en el cuarto.Mi amo enfadado abrió la puerta y dijo:

-¡Que hace el pestillo abierto!

Vuestra Merced, lo dejaste así, yo no hice nada.

Entonces me puse a intentar arreglar la situación, se fue del cuarto enfadado y cerró la puerta.
Yo me quedé asustado, muy asustado.Fue entonces cuando entró de nuevo el amo en el cuarto diciendo que por qué robo comida, yo estaba totalmente callado, me cogió del cuellao y me dijo brúscamente:

-¡Te dije que no salieras del cuarto!

Y le contesté

-Perdón señor

Desde que ocurrió eso estuve todas las semana siguientes yendo todo el rato a hacer sus recados a la iglesia, que era muy cansado pues, del pueblo a la iglesia había verca de una hora.Todas estas semanas que estuve haciendo recados en la iglesia noté los negocios que se trataban allí, las mentiras, negocios, etc.
Mi amo durante todo este tiempo estaba muy enfadado conmigo y fué un día cuando le fallé en un recado, pues no lo hice como él me lo pidio y me dijó:

-Ya te puedes ir de aquí, no te aguanto más

Yo tampoco es que estuviera muy agusto y contesté:

-Vale amo

Mi amo me dejó y volvi a mendigar por las calles de Sevilla recogiendo de nuevo algunas que otras limosnas.


                                                                                               Alejandro Melguizo López

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las Sinsombrero

Redacción de 5 preguntas referidas al documental, con sus correspondientes respuestas: 1.-¿Cómo era la relación entre miembros femeninos ...